lunes, 20 de abril de 2009

Cristal

Cristal se mueve con seguridad, puede deslizarse sobre el suelo y jugar con la gravedad. Su paso es firme, sí, pero sus ojos titubean. Es que le parece que el mundo va demasiado rápido. A veces siente miedo, cree que el mundo torrentoso puede perderla. En esos momentos le da calma aferrarse a un alma cálida, inventar una cápsula y olvidarse del mundo. Así lo elige, pero algo continúa escuchándose disonante. Entonces se pregunta al espejo si vale pagar con su posibilidad de vuelo un estático y atrapante (aunque cálido y confortante) nido.

"Puede existir el nido, el convidar y ser convidado y no por eso dejar de volar". Le ofrece un color Almendra, que parece sabe de espejos.

9 comentarios:

Svor dijo...

los nidos son siempre necesarios aunque saltemos de uno en otro.

Anónimo dijo...

I like...
Tómese este acto de presencia en agreadecimiento a la rta y es claro que si realmente no me hubiese gustado lo que escribisite no firmo como es habitual en mi
Atentamente ---

Luna dijo...

Es difícil saber si vale la pena.

Besos

Almendra dijo...

Como perdón por mis silencios, lo que colgué hoy es gracias a vos...

Ya hablaremos, te mando un beso enorme

Almendra dijo...

Mi idea, querido mío, ronda en torno al amor en su más puro sentido. Puede existir el nido, el convidar y ser convidado y no por eso dejar de volar.
Lo que pasa es que somos extremistas. No concebimos un intermedio, un espacio en el que podamos estar juntos, mirando en la misma dirección y que a la vez eso no nos impide ser felices con otras personas.
Tal vez por eso te hace ruido mi idea. Creo que es igual de importante mirar al mismo lugar y encontrarse a uno mismo en el otro, me explico?
Siempre es un placer, Hermes.

Violeta dijo...

Hay veces que el mundo es más fuerte que cualquier tormenta de verano, hay veces que es mejor refugiarse, caminando dure y derechito, pero refugiarse, otras veces es mejor creer que un alma cálida pueda cobijarnos, cobijarnos para salir del mundo para escapar de él, para sentir y soñar, más sentir que soñar porque soñar se dificulta en un mundo difícil.

como simpre, muy bueno lo suyo!
saludos!

Almendra dijo...

Es una alegría el haber logrado lo que tanto nos propones: "matizar".
Un beso, Hermes.

Anónimo dijo...

Hola aca paso a dejarte mis saludos, un poco porque extraño charlar con vos y otro poco por q me gustaria hacer ese encuentro que nunca concretaos de teatro o paseo por san telmo.

Estve leyendo un poco tus escritos (no todos) pero hay alguno muy bonitos como siempre tu sensibilidad no se apaga
te dejo un beso de alguna only lou que se perdio en el espacio,....

muak

Hermes dijo...

ohhh!!! qué alegría!!!
Sí!, quiero, una visita al teatro, un paseo por San Telmo, una merienda en Cualquierlugar, una charla en tranvía...

y pidiendo de lo mismo, también yo quiero leerte un poquito!!!

:)